El proyecto

Antecedentes

El enorme incremento en la generación de residuos y el extendido uso de productos químicos durante años ha ocasionado diversos problemas edáficos a nivel europeo. La contaminación del suelo es actualmente un problema en más de 3 millones de emplazamientos en toda Europa y se estima que unos 500.000 de ellos podrían necesitarse medidas correctoras a corto plazo. La estimación de la Unión Europea sobre los costes de tales acciones de recuperación se sitúa en el rango de miles de millones de euros.

Hasta la actualidad la recuperación de suelos contaminados se ha enfocado a la consecución de los objetivos de calidad para los contaminantes, sin tener en cuenta el efecto que tales actuaciones puedan tener sobre la funcionalidad del suelo. En la mayoría de los casos se abordan actuaciones ex-situ, mientras que las soluciones in-situ todavía no están implantadas de manera generalizada.

Logo-BioxisoilLos métodos ex-situ se apoyan en actuaciones de ingeniería de alto coste, en medios y energía, que no siempre proporcionan resultados satisfactorios y además implican emisiones de gases de efecto invernadero, alteraciones del paisaje y destrucción de la estructura del suelo.

Las actuaciones in-situ son las mejores tecnologías disponibles, tanto por factores limitantes impuestos por el poseedor del suelo como por la inmediatez del plazo de ejecución o por minimizar las interacciones con la actividad del emplazamiento. Las tecnologías verdes, basadas en conceptos como la sostenibilidad, la restauración y la integración de métodos, a pesar de sus evidentes ventajas en el plano económico y ecológico, todavía se encuentran en sus inicios.

BIOXISOIL se presenta como una propuesta integradora que encaja en el concepto de tecnología verde y que se basa en la optimización de la combinación de técnicas fisicoquímicas y biológicas para recuperar grandes superficies afectadas por contaminación de tipo orgánico. Además, el potencial de aplicabilidad es inmenso, puesto que abarca también metales pesados y compuestos orgánicos persistentes, lo que garantiza su extrapolación a otras problemáticas y otros ambientes.