Seguimiento

Medidas de las emisiones de CO2 del suelo

Dentro de la Acción C.1.1. del proyecto, la UPM contempla cuantificar las tasas de emisión de CO2 del suelo en función del tipo de tratamiento de descontaminación que se aplica sobre el mismo (fitorremediación, bioremediación, ISCO o combinación de las anteriores). Se recurre al método de las cámaras estáticas cerradas para la realización periódica de estas medidas in situ.

Las cámaras, de policloruro de vinilo y dimensiones 10,75 cm de altura y 20 cm de diámetro interno, han sido forradas con láminas de poliestireno espejo para favorecer el aislamiento térmico de su interior. La determinación de los flujos instantáneos de emisión de CO2 del suelo se realiza utilizando un analizador infrarrojo de gases WMA-4 (PPSystems, Herfordshire, Reino Unido) durante un tiempo aproximado de cinco minutos tras la colocación de una cámara cilíndrica de PVC estanca sobre cada anillo, teniendo cuidado de no forzar la entrada del aire atmosférico al suelo. Las tasas de emisión de CO2 se calculan como el incremento lineal que experimenta la concentración del gas en el interior de la cámara a lo largo del tiempo que ésta permanece cerrada. Adicionalmente, en cada determinación de los flujos respiratorios de CO2 del suelo se miden las variables ambientales: presión atmosférica, contenido volumétrico del agua del suelo, temperatura media del aire y temperatura media de los primeros 10 cm de suelo.

El monitoreo de los flujos de emisión de CO2 del suelo se inició la primera semana de Junio de 2013. En esta primera campaña de medida se hizo la puesta a punto de la metodología, y se tomaron medidas en 5 puntos situados intencionalmente en torno a tres calicatas, en un intento de relacionarlos con la información edafológica de las mismas.